Guía de estrategia de marketing de marca para Startup

La marca es más que un logotipo y unos colores: es una promesa de una experiencia especial y distinta.

Desde la perspectiva del marketing, una marca es un concepto que ayuda a identificar una empresa o un producto.

La marca da forma a la manera en que una empresa o un producto es percibido por los clientes, impulsando un retorno de la inversión medible.

Con demasiada frecuencia, las empresas emergentes se centran en el producto y su historia, especialmente si es compleja y técnica, en lugar de centrarse en el desarrollo de la marca a través de los ojos del cliente.

Estas empresas renuncian a la planificación a largo plazo en favor del desarrollo del producto y la salida al mercado, considerando la marca y el marketing como un gasto y no como una inversión.

Cómo construir una marca de éxito

Entonces, ¿qué se necesita para construir una marca de éxito?

La historia de su marca no es la historia de su fundación o de por qué tiene un negocio. Su historia de marca es representativa de quién es usted como marca y de lo que representa, y establece el escenario para las interacciones con el cliente.

Define el propósito de la empresa para el personal y el cliente.

Los clientes no buscan buenos precios y ofertas. Quieren conectar con una marca que les atraiga y apele a su sentido de sí mismos.

La historia de su marca debe crear una poderosa conexión emocional entre su empresa y los clientes. Un mensaje de marca sólido atraerá a los clientes, incluso sin un gran presupuesto de marketing.

Afortunadamente, su historia de marca no necesita ser elaborada para tener éxito. Su historia es tan sencilla como identificar el problema que se propuso resolver, cómo lo hizo y su éxito al hacerlo.

Los clientes no quieren que sus productos les hagan ganar dinero. Quieren productos que resuelvan sus problemas y puntos de dolor. Comparta su historia de manera que les diga a los clientes que los entiende y se relaciona con ellos.

Cree una estrategia basada en el conocimiento de los clientes

Cuando se crea un producto del que se está orgulloso, se quiere crear un contenido de marketing que lo muestre. Para muchos, esto significa mostrar las características del producto, pero esa no es la mejor manera.

Las características del producto son útiles y proporcionan un contexto para los clientes, pero no constituyen una historia convincente.

Leer Mas  Dónde y cómo registrar un dominio de Internet

Las mejores marcas no se basan en las características del producto porque es algo comercial y obliga al cliente a conectar los puntos entre la característica y su beneficio en el mundo real.

Dirigirse a las características del producto no es marketing. El verdadero marketing consiste en atraer a la gente hacia su marca y lo que sus productos pueden hacer por ellos. Muestre a su público el valor que ofrece si se convierte en cliente y cómo puede mejorar su vida.

Esto no significa que las características del producto no deban mencionarse nunca. Centrarse en el cliente es abordar los puntos de dolor del cliente y ayudarle a resolver sus problemas, y luego mostrar cómo su producto y sus características pueden hacer eso.

Desarrolle puntos de contacto para cada etapa del viaje del cliente

Los puntos de contacto son vitales para entender el recorrido del cliente. Aquí es donde se producen todas las interacciones con el cliente y se informa de la percepción que éste tiene de la marca y de su producto o servicio.

Cuando se identifican y mapean los puntos de contacto con el cliente, se puede fidelizar la marca y mejorar la experiencia del cliente.

Los puntos de contacto tienen tres fases principales: Conocimiento, Evaluación y Poscompra. El mapeo del recorrido del cliente le ayuda a identificar los puntos de contacto en las diferentes fases y a ofrecer una experiencia excepcional y fluida.

Cada punto de contacto debe diseñarse de forma que sea coherente y fiel al resto de su marca.

No importa dónde ni cómo, todos los puntos de contacto deben:

  • Representar claramente su marca
  • Captar la atención de sus clientes
  • Motivar a sus clientes para que actúen
  • Puede afinar su estrategia haciéndose estas preguntas:
  • ¿Cuál es mi primera impresión de la marca en cada punto de contacto?
  • ¿Comunica mi identidad de marca?
  • ¿En qué se diferencia de los puntos de contacto de mis competidores?
  • ¿Atrae a nuevos clientes?
  • ¿Motiva a los clientes actuales a actuar?
  • ¿Tendrán los clientes una impresión positiva después de esta interacción?

Una vez que se ponga en la mente del cliente, podrá considerar su marca desde su perspectiva y encontrar nuevas formas de construir y afinar sus puntos de contacto.

Estrategias para una marca poderosa

Aunque cada marca es única, estas estrategias pueden ayudarle a desarrollar su propia estrategia de marketing de marca:

Crear un consejo asesor de clientes

Determinar lo que hace que su producto sea único en su mercado requiere mucho tiempo, esfuerzo y escucha. Un consejo consultivo de clientes puede conseguirlo mucho más rápido y mejorar su producto.

Leer Mas  Visualizar el proceso de marketing para obtener mejores resultados finales

También conocido como consejo consultivo de productos, un consejo consultivo de clientes es una selección de clientes que se reúnen para compartir opiniones sobre el proceso de desarrollo de productos de su marca.

A lo largo de la reunión, se anima a los clientes a dar su opinión de forma abierta y honesta sobre la marca y el producto, compartiendo cualquier mejora que deseen ver.

También comentan cómo encaja el producto en sus vidas u organizaciones. También es probable que compartan una visión más profunda de sus motivaciones y de lo que es realmente importante para ellos, lo que le proporcionará una información muy valiosa para el desarrollo de su marca.

En la mayoría de los casos, los clientes de la junta directiva serán abiertos, honestos e inquebrantables en sus comentarios. Es crudo, ya que no se filtra a través de otros miembros del equipo.

No olvide la CX

Muchas startups dan mucho valor a la experiencia del usuario (UX) en lugar de a la experiencia del cliente (CX). O peor aún, las tratan como el mismo concepto.

La UX tiene en cuenta cómo las personas interactúan con un producto y la experiencia que tienen de esa interacción. La UX gira en torno a métricas como la tasa de error, la tasa de éxito y los clics hasta la finalización.

La CX considera todas las interacciones que una persona tiene con una marca, más allá del propio producto. Esto significa la experiencia general, la probabilidad de seguir interactuando con la marca y la probabilidad de recomendar la marca a otros.

Esencialmente, la UX forma parte de la CX, así que si te centras sólo en la UX, te estás perdiendo el panorama general. Y lo que es más importante, si su producto es similar a otros del mercado, está perdiendo la oportunidad de diferenciarse con una experiencia de cliente superior.

Tanto la UX como la CX desempeñan un papel importante en el éxito de su marca, su reputación y la fidelidad de los clientes. No tener en cuenta y optimizar ambos aspectos puede llevar a una mala experiencia del cliente en general, incluso si uno u otro está en su punto.

Convierta a los empleados y socios en defensores de la marca

¿Quién mejor para promocionar su marca que sus propios empleados y socios? Dar a sus empleados la posibilidad de promocionar su marca le da una ventaja sobre sus competidores no sólo con los clientes, sino también con la atracción de talento.

Leer Mas  Pequeñas empresas: Beneficiarse con un plan basado en datos

Elegir a los empleados para que aboguen por su marca aporta mucha autenticidad a sus esfuerzos de marketing y contratación, además de aumentar su presencia social. Proporcione a sus empleados las herramientas y la formación necesarias para que corran la voz en las redes sociales, los eventos y los clientes.

Puede fomentar la participación con concursos internos, formación individualizada y reuniones para conocer mejor las historias de sus empleados y sus ideas para el contenido de la marca.

Sea proactivo con las comunicaciones de marca

Un plan estratégico de comunicación de la marca es una parte integral de cualquier esfuerzo de marca y garantiza que se llega al público adecuado en el momento adecuado para obtener resultados.

Los componentes de las comunicaciones de marca incluyen la identificación de la audiencia, la determinación de las metas y los objetivos, el desarrollo de mensajes clave, la elaboración de un plan táctico y la elección de métricas.

Una vez que los tenga definidos, podrá ofrecer a su público experiencias de marca más memorables en todos los puntos de contacto con la marca.

Crear un proceso de revisión de ideas

Los comentarios, las recomendaciones y las sugerencias de los empleados y los clientes son útiles para elevar su marca y renovar su estrategia. Sin embargo, no todas las ideas son buenas, y algunas pueden ser lo contrario de lo que está tratando de lograr.

Asegúrate de mantener el rumbo de tu visión y estrategia de marca estableciendo un proceso de revisión de ideas.

Con directrices para decidir qué ideas son beneficiosas y cuáles no, puedes asegurarte de que sólo se apliquen las sugerencias innovadoras, pertinentes y adecuadas.

Prepárese para el cambio

El cambio es una constante en cualquier negocio, pero más aún en una empresa nueva. La propia empresa y el mercado en general pueden cambiar en un instante, lo que le obliga a adaptarse rápidamente para seguir siendo relevante.

Los planes de contingencia ponen en marcha medidas para abordar las oportunidades y los riesgos en caso de cambios en el mercado, fluctuaciones del negocio o cambios culturales.

Este plan de contingencia le prepara para los cambios inesperados, drásticos y potencialmente perjudiciales, y protege su negocio.

Dejá un comentario